Subvención de ventanas next generation rojo
Subvención de ventanas next generation negro
Subvención Ventanas Next Generation

Tipos de cristales para ventanas de aluminio

La finalidad de una ventana es proporcionarnos el mejor aislamiento y mayor visibilidad para la estancia. Y para alcanzar este objetivo escoger bien los cristales para ventanas es esencial. 

Lo primero que hay que tener en cuenta es que cuando se habla de cristales para ventanas, en realidad nos referimos a vidrios. Para las ventanas se emplean vidrios, no cristales. El motivo es que el vidrio es un material que no se encuentra en la naturaleza, es el resultado de la fusión de ingredientes naturales como el silicio, la sosa o la cal que ofrece mejores resultados de aislamiento y resistencia. 

Opciones en cristales para ventanas de aluminio 

Dependiendo del grado de aislamiento térmico y acústico que se desee existen diferentes opciones en cristales para ventanas de aluminio. Un dato que hay que tener presente es que las ventanas de aluminio están hechas con un material conductor. Por tanto, los perfiles de aluminio incorporan un sistema de rotura de puente térmico que evita el traspaso de temperatura exterior e interior. 

Entre los principales tipos de cristales para ventanas destacamos:

  • Vidrios monolíticos. Son un tipo de vidrio muy sencillo que no ofrece mucha capacidad de aislamiento. No son aconsejables para ventanas exteriores. 
  • Con cámara doble o doble acristalamiento. Es una de las opciones más habituales en ventanas para cualquier tipo de edificación. Son dos vidrios separados por una cámara de aire a la que se puede inyectar un gas especial que aumenta el aislamiento. Ofrecen muy buenos resultados porque no hay contacto entre exterior e interior. 
  • Vidrio sencillo o flotado. Son otra de las opciones de cristales para ventanas de hogar más normales. Es una opción funcional realizada a partir de una mezcla de compuestos vitrificantes. 
  • Vidrio de bajas emisivos  o low-e. Es una elección de vidrio que proporciona un gran aislamiento térmico. Ayuda a mejorar la eficiencia energética y no afecta a la cantidad de luz que deja pasar al interior. 
  • Vidrios mates. Es una opción especial que a menudo se elige por criterios de interiorismo. Son ventanas con vidrios con tratamientos especiales que evitan las marcas de huellas dactilares.